11 consejos para una dieta sin azúcar exitosa

No es fácil mantener una dieta sin azúcar, pero tampoco es imposible. ¡Revisa!

Azúcar

Mantener una dieta sin azúcar ha sido una búsqueda muy frecuente. Una edición del programa norteamericano "60 minutos", en el canal de CNN, mostró al Dr. Sanjay Gupta y otros expertos discutiendo investigaciones sobre las consecuencias para la salud del azúcar refinado. El resultado del estudio reveló que el azúcar no solo contribuye a la obesidad humana, sino que también puede causar enfermedades cardíacas, diabetes e incluso cáncer.

La fructosa se encuentra en la mayoría de los alimentos que comemos hoy. Al parecer, por estar presente en grandes cantidades de alimentos, es visto por gran parte de la población como no perjudicial para la salud, sin mencionar que nuestro cerebro, al consumir algo dulce, libera dopamina, lo que aporta una sensación de placer.

Por estos motivos, es muy difícil iniciar una dieta sin azúcar. Pero no es una tarea imposible. Vea 11 consejos sobre cómo dejar de comer azúcar refinada.

1. La primera iniciativa es la motivación.

Antes de iniciar la dieta sin azúcar es necesario que tengas una motivación constante, ya que en la mayoría de los casos el comienzo siempre es peor. Para convencerte de una vez por todas, echa un vistazo al vídeo citado al principio del artículo:

2. Eliminar los refrescos

¿Sabías que una lata de refresco estándar tiene unas diez cucharaditas de azúcar? Bueno, si puede deshacerse de la adicción o el hábito de beber refrescos, podrá reducir drásticamente la cantidad de azúcar ingerida. Pero no son solo los productos carbonatados los que tienen este problema. Las bebidas, en general, que necesitan mucha azúcar para volverse dulces, se pueden eliminar de su menú diario. Cuando sea necesario, si es posible, use edulcorantes naturales. Descubre alternativas en la materia: "Seis opciones de edulcorante natural sin edulcorante sintético".

3. Cuidado con los productos industrializados

Evite este tipo de producto. E incluso si compra productos orgánicos, tenga en cuenta la tasa de azúcar. Evite los congelados y los embutidos y haga sus propias comidas con productos locales y saludables.

4. ¿Qué pasa si salgo a comer?

Antes de entrar a cualquier restaurante, busque uno que ofrezca comidas equilibradas y no utilice azúcar en sus platos. Déle una oportunidad a los alimentos horneados porque es menos probable que contengan mucha azúcar.

5. Consuma una dieta de proteínas y vegetales

En el libro escrito de Julie Ross, " The Cure Mood " , el escritor recomienda eliminar los alimentos refinados (azúcar blanca y harina blanca) de la dieta. También recomienda comer de 20 a 30 gramos de proteína con cada comida y de cuatro a cinco tazas de verduras todos los días.

6. Ponte a prueba

A veces, en un intento por reducir el azúcar, no se come adecuadamente, lo cual no se recomienda. Desafíese gradualmente y aumente su rechazo al azúcar.

7. Comparte la idea

Mantener una dieta sin azúcar ya es una tarea muy difícil y solo es aún peor. Comparta la idea con amigos para que la tarea sea más completa y agradable. Nada mejor que tener a alguien más para intercambiar información, recetas y tener una motivación aún mayor.

8. Aguanta el deseo

Después de unos días sin consumir alimentos azucarados, su deseo por los dulces disminuirá. Un consejo para ayudar a tu cuerpo es comer alimentos probióticos, como chucrut casero, kéfir de coco o kombucha. La acidez de estas comidas debería ayudar a contrarrestar su cerebro cuando quiere algo dulce y, además, contribuye a la reducción de la ansiedad. También se recomiendan los suplementos de glutamina y L-glutamina, pero consulte a un médico antes de tomar cualquier suplemento.

  • Remedios caseros para la ansiedad en estilo natural y casero

9. Haz actividades que te hagan bien

La salud no se trata solo de lo que se puede y no se puede comer, también es importante hacer ejercicio todos los días - por supuesto, siempre que haya comida en el estómago - y realizar actividades placenteras. La salud también requiere bienestar.

10. Ir por partes

Bueno, si ha intentado mantener una dieta sin azúcar y no ha podido, comience a usar edulcorantes orgánicos y sin refinar, como jarabe de arce puro o azúcar de coco, entre otras opciones disponibles. Estos edulcorantes tienen minerales y vitaminas intactos, lo que los hace menos estresantes para el organismo, menos adictivos y, en el caso del azúcar de coco, no influyen en el azúcar en sangre. La stevia es una gran opción para aquellos que quieren algo dulce sin calorías ni ningún aumento de azúcar en sangre.

  • Azúcar de coco: ¿buen chico o más de lo mismo?

11. Pasar a la próxima generación

Si una persona adulta tiene dificultades para controlar el consumo de dulces, imagínese a los niños. Sin embargo, si elimina gradualmente los alimentos azucarados de su hijo, la reeducación alimentaria será más sencilla. Aunque es una tarea difícil, sus hijos se lo agradecerán desde el principio. Además de reducir las compras de productos procesados, un consejo es disminuir gradualmente la cantidad de azúcar que usa en recetas como dulces y pasteles, para que usted y su familia puedan acostumbrarse gradualmente a sabores menos azucarados.


Original text